Kinesiología

 

La palabra Kinesiología se utilizaba originalmente para describir un campo de la ciencia que estudia el juncionamiento de las articulaciones y los músculos.

 

Todavía hay quien la practica así, pero la corriente principal fue evolucionando a partir de esto: Se desarrolló un proceso de prueba muscular para controlar los efectos de la condición de la persona según la respuesta del músculo, y se observó que algunos músculos aparentemente sanos se mostraban débiles sin razón aparente. Se reconoció así la relación entre una respuesta muscular alterada y una alteración en el organo o sistema relacionado.

 

La Kinesiología, al contrario de muchas otras ciencias de la salud, se preocupa en ver a la persona como un todo, que además de órganos y sistemas, también tiene emociones, sentimientos y experiencias previas que se almacenan en nuestro cerebro y en el cuerpo mismo.

 

Esta técnica puede ser usada en diferentes situaciones y entornos porque se ha ido constatado que es beneficiosa para personas de todas las edades, con problemas que a priori no parecen tener relación, como el estrés, el rendimiento escolar, la depresión, la falta de energía, las fobias, la falta de sueño, algunas alteraciones alimenticias, la mala interacción con otras personas, entre otras muchas.

 

En general, la Kinesiología puede ayudarnos para superar:

 

  • Desequilibrios físicos
  • Dificultades en la comprensión intelectual y emocional
  • Falta de autoestima
  • Dificultad en el aprendizaje
  • Dificultades emocionales
  • Limitaciones físicas y emocionales
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© CENTRO DE TÉCNICAS NATURALES Y ACTIVIDADES EHOPA