Homeopatía

 

La Homeopatía es un método de curación que consiste en la toma de sustancias cuya experimentación en personas sanas reproduce los mismos síntomas que queremos tratar.

 

Sus cuatro bases son:


INFINITESIMALIDAD, o sea utilización de dosis muy pequeñas.


INDIVIDUALIDAD, que consiste en estudiar al paciente tanto en su enfermedad como en su forma de ser o sufrirla, para tratar las enfermedades de forma muy personalizada.


EXPERIMENTACIÓN en el hombre sano que nos proporciona los síntomas valiosos que caracterizarán cada remedio, con el fin de utilizarlo en los enfermos esos mismos síntomas.

 

• Por último, el principio de SEMEJANZA, que define la Homeopatía en sí, puesto que el mejor remedio homeopático elegido será el que ofrezca mayor similitud con la enfermedad a tratar.

La Homeopatía es eficaz para prevenir y tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tod, diarrea, crisis de migrañas, contusiones, etc.) como crónicas (alergia, dermatitiis, asma, afecciones reumáticas, ansiedad, etc.); en infecciones de repetición (garganta, oídos, ginecológicas, urinarias...) e incluso, en cuidados paliativos (control de síntomas, como dolor o estreñimiento, y alivio de efectos secundarios como las náuseas de la quimioterapia).

 

El objetivo de estos tratamientos, y especialmente en enfermedades crónicas, es ir más allá del alivio de los síntomas que van apareciendo: se busca ayudar al paciente a restablecer globalmente su equilibrio natural. Para ello, hay que tener en cuenta, además de los síntomas o problemas de salud que presenta el paciente, su constitución física y su forma de reaccionar y sensaciones frente a la enfermedad, además de factores de mejoría o de empeoramiento.

 

Esta es la razón por la que el tratamiento homeopático es individualizado.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© CENTRO DE TÉCNICAS NATURALES Y ACTIVIDADES EHOPA